Tener energía mental cuesta energía (parte II)

PesasJeroen Sangers (pionero indiscutible de la productividad personal en español y de la metodología Getting Things Done, GTD) en este post aborda el tema de invertir energía para obtener energía.

Últimamente lo he tenido muy presente, así que a petición suya ahí escribí mis catalizadores para activar mi energía y estar más enfocado.

Se los comparto en una versión mejorada. Esa es la razón por la que me tomé la libertad de usar el mismo título del post de Jeroen añadiendo la frase “parte II” como respuesta a sus últimas preguntas: “¿Cuando y cómo inviertes energía para luego obtener más energía? ¿Tienes algún catalizador?”.

Son experiencias propias y ajenas que han resultado ser funcionales, usa la flexibilidad para adaptar lo que te sirva a tu situación.

El principio del que parto es esta frase de Richard Whately:
“Pierde una hora por la mañana, y vas a pasar todo el día en busca de ella”.

Por tanto, para no perder esa hora empieza el día con el pie derecho, gana tus primeras batallas y te cargarás de energía para estar enfocado el resto de la jornada, o en palabras de Berto Pena: “como la primera canción de un concierto, la primera tarea marca el ritmo y el éxito del día”.

Aquí te pongo algunas de esas batallas, los catalizadores por los que pregunta Jeroen:

  • Levantarse a tiempo (que incluye acostarse a tiempo el día anterior) y hacer la rutina matutina planeada (ejercicio, meditación, lectura para “afilar la sierra”, desayuno con calma, etc.).
  • Fomentar lo que te anime en tus traslados y evitar lo que te enoja y frustra, que quita energía. Ejemplos:
    • salir tiempo antes de lo normal. Los estudios han descubierto que cuando se tiene menos “urgencia por tiempo” o  cuando no estamos preocupados porque vamos a llegar tarde, el estrés durante el trayecto es mucho menor;
    • si en tu ciudad hay tráfico pesado, evita las horas pico hasta donde sea posible; si te vas a mover en tu coche en esas horas pico te pudiera se útil usar la app Waze: una buena idea es consultar las opciones de rutas antes de salir, y si no hay mucha diferencia en tiempo elige la ruta menos complicada. El estar con muchos altos y rodeos te puede estresar y por tanto quitar energía;
    • sé cortés;
    • aunque los trayectos son útiles para hacer llamadas sencillas que tengamos pendientes, también lo es el escuchar un buen audiolibro, buena música, ir en silencio, meditar, pensar, rezar,… al cerebro le vienen bien esos ratos de sosiego.
  • Llegar con anticipación al trabajo o a la primera cita laboral (vivir esa anticipación al inicio del día te podrá servir para el resto del día y así estresarte menos), ya lo dice Sun Tzu en “El arte de la guerra”: “el que llega primero al campo de batalla espera la llegada del enemigo fresco para combatir. Quien llega tarde al campo de batalla, tiene que apresurarse y llega exhausto al combate”.
  • Después de llegar a tu lugar de trabajo y de realizar tus prioridades (las tareas que objetivamente deben hacerse en ese día, independientemente de la hora), es bueno revisar tus tareas pendientes que puedes hacer en ese momento para elegir la de más impacto que se adapte a tu tiempo disponible y tus niveles de energía. Después, habría que tomar otra tarea con esas condiciones y así hasta el siguiente compromiso con un tercero o la hora de salida. Es importante tomar descansos regulares para que el cerebro pueda refrescarse y recargarse (por ej. entre cambio de algunas tareas), y que puedes aprovechar para asuntos distintos breves (caminar para ir a ver pendientes sencillos con un colega, procesar tus bandejas de entrada, gestiones físicas breves, etc.).
  • Al hacer las tareas evita las interrupciones, pues nos roban energía, las hay de dos tipos: internas (las de tu mente) y externas (las de tu entorno, algunas de estas las puedes desactivar), en su lugar captúralas y déjalas en tu bandeja de entrada para procesarlas después, en frío, y si son objetivamente urgentes lo que debes capturar es lo que estabas haciendo para retomarla cuando termine esa interrupción. Como dice el maestro Jerónimo Sánchez respecto a esos dos tipos de captura: “en cualquiera de los dos casos, las interrupciones siempre acaban con una captura. ¡Siempre! Y cuanto más rápidamente seas capaz de hacerlo, menor impacto tendrán en tu trabajo, hasta el punto en que no sentirás que se trata de interrupciones. Requiere práctica, por supuesto, pero se puede conseguir”.
  • Procurar vivir el orden exterior y mental (tener claridad mental, es decir, una mente tan transparente como el agua). El desorden nos quita energía y oculta nuestros problemas. Para procurar vivir ese orden recomiendo este libro de José Miguel Bolívar (mismo que hoy cumple un año de que salió a la venta, y que hoy coincide con mi 41 cumpleaños 😉 ) donde explica sin ambigüedades como implementar el sistema de productividad personal GTD. Ahí y en su blog dedicado a la efectividad personal, enseña los cinco hábitos productivos de GTD que contribuyen a no tener estrés y por tanto a no quitarnos energía mental: capturar (digital o físicamente), procesar (para dejar tus bandejas de entrada a cero, de un tirón), organizar (para colocar en su lugar lo que vas procesando; aquí es donde para algunas listas de más de unas 10 tareas -las que requieren de un instrumento de trabajo- puedes dividirlas y acortarlas con el factor del mucho o poco tiempo que te llevará realizarla y/o si requiere de un nivel alto o bajo de energía para completarla), revisar (tu sistema de recordatorios actualizado, para decidir con claridad que es prioritario hacer) y hacer… con un sentido (su contribución a tu propósito de vida).
  • Evitar que las redes sociales, blogs o noticias nos quiten tiempo y energía al trabajo por el que nos pagan, por lo que sugiero dejarlas para otros momentos.

Antes de acostarse a tiempo es útil examinar el día: qué nos sirvió, que se puede mejorar y revisar el calendario para el día siguiente (y si uno quiere lo que resta de la semana) para sensibilizar al cerebro de los compromisos que nos esperan y nuestros tiempos disponibles.

Lo anterior es útil para evitar que te quedes sin combustible mental y te “quemes”. Al principio te costará energía el poder interiorizar estos hábitos productivos, pero como cualquier hábito después se convierten en una segunda naturaleza, por lo que requerirán menos esfuerzo.

En resumen, se trata de mantener un estrés moderado, para poner freno a nuestra impulsividad (cfr. este reciente post de Antonio José Masiá) que nos permite enfocarnos y ser efectivos, y así, como dice el maestro José Miguel Bolívar, “pasar de «hacer por hacer» a «lograr resultados»”, poniendo atención a lo que estás haciendo, atención que puedes ampliar si inviertes en su capacidad, como lo dice este artículo sobre la atención de la Harvard Business Review y que puse en este tuit: “invierte en ampliar tu capacidad de atención: haz meditación, ejercicio, escribe un diario, pasa tiempo con la naturaleza y duerme bien”.

Te invito a compartir tus catalizadores, abajo en los comentarios o dando click aquí, así podremos lograr que más gente se enriquezca con ellos.

¡Gracias por compartir este post! 

Anuncios

6 comentarios on “Tener energía mental cuesta energía (parte II)”

  1. Rómulo González dice:

    Me parece un buen resumen de actividades y posicionamientos que nos ayudan a empezar bien la jornada, y tener un día más “sosegado” y provecho ¡Gracias Luis X, y feliz cumpleaños!

    Me gusta

  2. Gracias Rómulo!

    Me gusta

  3. Lissete de Zapata dice:

    Excelente artículo! Sobretodo el poder lograr que el estrés no ahogue, dejando que lo que no hemos planificado nos caiga como balde de agua fría. Me encanto lo de la revisión al final del día para evitar el quemarnos mentalmente. Le deseo que este nuevo año de su vida venga lleno de éxitos y salud!

    Me gusta

  4. Gil dice:

    Muy aplicable Luis para mantener la efectividad en nuestra labores y disminuir el estres. Buena nota. Saludos

    Me gusta

  5. Gracias Lissete por tu comentario.

    Me gusta

  6. Gracias por tu comentario Gil. Me alegra que te sea útil. Saludos!

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s